Bienvenidos

J. Daniel Aragonés Cuesta

miércoles, 2 de marzo de 2016

Relacionado con las crisálidas




La crisálida era incapaz de entender la mente humana y sus complejas variantes emocionales. Nos uníamos en un plano onírico y vacío, y pasábamos allí horas, intentando comunicarnos. Aquello me hacía sentir la cordura como nunca antes, lo cual, nos puede llevar a la definición exacta del enloquecimiento. De ahí que mi parte interna agonizara frente a los impulsos de ese ser independiente que ahora emergía: mi verdadero yo




2 comentarios:

  1. Aquello me hacía sentir la cordura como nunca antes, lo cual, nos puede llevar a la definición exacta del enloquecimiento." Tremenda frase. Y con ganas de saber más xDD

    ResponderEliminar
  2. yo vivo eternamente en una crísalida, mi verdadero yo es demasiado complicado para que acabe de transformarse en una asquerosa mariposa,además, quien necesita vivir fuera de ella...

    ResponderEliminar