Bienvenidos

J. Daniel Aragonés Cuesta

sábado, 11 de junio de 2016

Irreverencias sin amueblar III





Borrar. Arrugar el papel. Lanzar el gurruño.
Observar el mundo que me rodea y reír.
Ir hasta el espejo y poner cara de tipo duro.
Salir de casa fumando, sintiendo el odio,
y sin dinero de más en los bolsillos. Sí.
Ya estoy listo para cubrirme de gloria.

No hace falta pensar de ninguna manera,
la sociedad seguirá pudriéndose sin más,
como el cadáver en descomposición que es.
Por eso mis ropajes son negros: voy de luto.




8 comentarios:

  1. Difícil dar con un trazo de colores a ésta sociedad, la humanidad un foco de infección. Yo, también voy de luto, más creo...en la PERSONA.

    Besos, Dany.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos un virus, sí. Pero todavía hay esperanza.
      Besos.

      Eliminar
  2. Estás muy clarito últimamente, querido Daniel. Me gusta esta visión desalentadora tuya.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O esto, o cremallera. No hay más. El amor lo dejo para disfrute personal.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. De hecho esa es la clave, no pensar de ninguna manera, en nada y sobre todo en nadie.

    Espíritu vagabundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco bukowskiano, si cabe, pero sí...
      Un saludo.

      Eliminar
    2. No pensar de ninguna manera sería lo mismo que pensar de todos los modos posibles y de ninguno. El caso es que la humanidad se está enterrando en una fosa común e individual.
      Saludos a los dos.

      Eliminar
  4. Cubrirnos de gloria una vez cubiertos de mierda... siempre hay una capa de por medio

    ResponderEliminar