Bienvenidos

J. Daniel Aragonés Cuesta

jueves, 21 de abril de 2016

Puñaladas de realidad






Aviso: en este momento me hallo inmerso en un lapso de introspección repentina y mis recursos expresivos están limitados.
    Observo mi océano mental y, flotando como pedacitos de excreciones, solo encuentro improperios desagradables y frases soeces. Resulta difícil conectar el modo orador profético estando en este estado. Aun así lo intentaré (puristas: cierren la página, por favor). En este momento pienso en lo gilipollas que es la mayor parte de la población del Primer Mundo. Intento buscar otra palabra para describirlo, alejada del sustantivo gilipollas, pero creo ya os he hablado de ese océano repleto de improperios marrones y frases desagradables. Como locución de apoyo podría decir que estoy rodeado de personas, en su mayoría, incapaces de comprender (suena flojo). Seres de mente doblegada y principios fuera de cobertura en este momento. Son el bifidus inactivius de la masa neuronal global (chiste malo). Ovejas en busca de pastor (muy típico).
    Puñaladas de realidad, introspección repentina, qué más da.
    Pienso en los oportunistas de mierda que coleccionan gilipollas e intento sustituir “de mierda” por otra cosa. Podría decir que los oportunistas son hienas en busca de carne humana (hombres comiendo hombres muertos). Son los basurópteros de la inmundicia urbana (chiste malo nº2). Antiguos caciques transformados en anarco-amos-imperiales.  
    La introspección repentina es como la combustión espontánea.
    Pienso en la Muerte. Llevo años pensando en la Muerte. Llegué a creer que la Muerte me perseguía, pero no era cierto. Ella me acompaña, se siente arropada estando a mi lado (me invita a copas y me enseña los pechos). La soledad, el hastío, la suma interminable de jornadas de trabajo (la Muerte está agotada). ¿Alguien pensó en ella alguna vez? Su vida es una auténtica porquería. Es un esqueleto errante vestido de negro.
    El telediario es el cuchillero de la realidad.
    Las noticias son puñaladas.
    Pienso en los porqués de este involutivo mundo social. Hijos de puta todos (exposición soez de mis emociones). Debería desaparecer la raza humana. Y lo hará, pues en algún lugar del globo terráqueo existe un cuadro de mando con dos cerraduras (detonador nuclear, para los amigos). Pero eso no es todo. Perdidos entre la multitud hay dos hombres con dos llaves, ¿dónde? Solo ellos lo saben. Si por un instante de pasión extrema esos dos hombres enloqueciesen y les diese por meter las llaves en las cerraduras, sonreírse mientras se masturban el uno al otro y activar el mecanismo, todo se iría por la enorme taza del váter del Sistema Solar. Joder, no podemos depender de algo así, sin embargo, así es (Aviso: metáfora a 50mm).
    La foto de un niño muerto es el chantaje emocional más rastrero.
    Una puñalada de realidad: punto para el equipo de los idiotas.
    En este momento de introspección repentina tengo limitados los canales comunicativos. Solo pienso en cosas horribles. La oscuridad me posee. Nada me parece bien. Quiero estar solo para siempre. Pudrirme en el silencio más absoluto y desaparecer. Pero no confundáis. Morir no entra en mis planes. Soy una bestia, y las bestias no mueren, simplemente dejan de estar cuando se las necesita.
    En mi mano hay un cuchillo. Me gusta apuñalar realidades y desvariar a la luz de la luna. En mi mano hay un cuchillo. Aléjate de mí. Deja de leer las visiones líricas de un loco. En mi mano hay un chuchillo…  

7 comentarios:

  1. Necesitaba un poco de Aragonés para recalibrar mi punto de mira social. ¡Coño! Que a veces a uno le da por pensar que aún queda gente buena y piensas que todos lo son. Bien, bien...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gente buena queda, pero la invasión de la ignorancia es severa (y hablo de ignorancia moral).
      Abrazacos...

      Eliminar
  2. Brutal... No hay otra puta palabra para expresarlo.
    Y completamente de acuerdo. Deberíamos extinguirnos.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Todo es irreal, una "eyaculación Daliniana" en un lienzo de apesta, una gran campaña de marketing social que ha perdido todo valor, el único que queda es el añadido y de ese valor gente como nosotros no entendemos nada porque trata de economía.

    Salvapatrias? (filtro rosa), familia? (filtro azul), amigos? (filtro amarillo), Cigarrillos? (Sin filtro, acelero la muerte que me costeo) chiste malo.


    Estamos solos y no me refiero a la manera de pensar, es un hecho.
    Españoles!!!! La moral ha muerto, hazte un selfie.

    Personalmente no pienso en la muerte, pero si en un exilio tibetano, he conseguido parte pero el camino es largo y hay mucho gilipollas (sustantivo reconvertido a religión).

    PD: Me conoces pero como para el resto de las cosas permaneceré oculto, sin hacer ruido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazos.
      Tu comentario va más allá. Lo tengo en cuenta.

      Eliminar
  4. Y buena compañera resulta la muerte...pero no es por ella la oscuridad, es por tanto idiota que roba la luz de otros y nos hace pasar por momentos oscuros, esos en los que desearíamos tener un cuchillo en la mano.

    ResponderEliminar