Bienvenidos

J. Daniel Aragonés Cuesta

domingo, 8 de marzo de 2015

Desidia, aullido de descarga





La dualidad del ser humano se está convirtiendo en una forma de vida absolutamente cotidiana. Las declinaciones internas relacionadas con la palabra ideal se han establecido como algo perteneciente al pasado, ya no importan los principios o fines propios. Exigen que seamos personas comprables y, a cambio, a modo de premio irremplazable, nos ofrecen un abanico cerrado de etiquetas para que podamos elegir –la panacea–. Los lobos están  dejando de existir, y eso me preocupa. Ahora, salir de noche no es garantía de éxito, la oscuridad ya no es el amparo deseado. Las sombras están siendo colonizadas por pardillos colmados de etiquetas. Sí, las nuevas normas lo dicen claro: hay que disfrazarse de oveja, funcionar como una oveja, hablar como las ovejas y hacer caso al pastor. Sumisión o irreverencia, no se entiende otra cosa, puedes ser un lobo, pero debes disfrazarte de oveja, es la ley.

Aullido: ¿El disfraz de oveja? No llegué a sacarlo de la caja.

Etiqueta: "Perdona, hay parcelas que no están en venta."




2 comentarios:

  1. Parece que hemos estado pensando justo lo mismo hoy. Desde luego no era casualidad que con lo poco que leo el blog (pese a su calidad) hoy decidiera meterme. Sigue dándole.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javi. Sí, ya sabes, estamos conectados en el Hades.
      Lo mismo digo, sigue dándole cera.

      Eliminar