Bienvenidos

J. Daniel Aragonés Cuesta

jueves, 18 de diciembre de 2014

Confusión histórica

Pedro negó conocerle. Fueron tres veces. Y desde entonces, jodido para toda la vida: 
    -¿Ha sido el mesías quién te ha pasado el LSD? -dijo un romano mientras se rascaba el pecho de la armadura.
     -No conozco al mesías de nada -contestó Pedro.
  
    -Si no te a pasar nada, barbitas -los romanos iban afeitados a tope-. Queremos trincar a tu colega el greñudo.
     -¿El greñudo? No tengo ni idea, en serio -el LSD le empezaba a hacer efecto.
     -Pero si te he visto con él -el romano se cabreaba por momentos-, no me jodas.
     -Ni puta idea, de verdad... creo que sé quién dices, pero no ha venido.
Años después, Pedro inventó la crucifixión deportiva inversa. Aquello abrió un campo importante para el deporte extremo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario